Una nueva investigación sugiere que los bordes exteriores del cerebro son más delgados en las personas mayores que podrían estar destinadas a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, pero no existe forma alguna momentáneamente para utilizar esa información de manera que ayude a las personas a combatir la demencia.
Aún así, los hallazgos podrían ayudar a los investigadores a probar medicaciones para el Alzheimer al permitirles monitorear la progresión de la enfermedad.

alzheimer-4

La enfermedad de Alzheimer es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos, y el número de muertes ha aumentado en los años recientes. No existe cura para esta enfermedad.

En el nuevo estudio, los investigadores se centraron en la delgadez de los bordes del cerebro, conocidos como corteza. Uno de los autores del estudio comentó que observaron las partes de la corteza que son particularmente sensibles a la enfermedad, partes que son importantes para la memoria, para la habilidad en resolver problemas y las habilidades del lenguaje.
Investigaciones anteriores hallaron que varias áreas de la corteza eran más pequeñas en las personas con demencia por la enfermedad de Alzheimer.

El 15 por ciento de los participantes que se sometieron al estudio mostraban áreas cerebrales más delgadas y fueron los que peores resultados tuvieron en las pruebas realizadas. También mostraron un aumento en señales de fluido espinal anormal, un posible signo del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.
Pero sin una cura para esta enfermedad, el mejor uso que estos exámenes pueden ofrecer por el momento es ayudar a los investigadores a encontrar medicamentos que funcionen para el tratamiento.

1 comentario

  1. maria jose

    22 mayo, 2012 a 17:01

    me gusta mucho esta pagina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *