Los analgésicos son los fármacos más frecuentemente ingeridos y se utilizan comúnmente para tratar una variedad de condiciones médicas. Pero a pesar de que tomar una pastilla puede hacer que el dolor desaparezca, podrían hacer algún daño a los oídos.

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del Hospital de Mujeres de Brigham (BWH), las mujeres que tomaban ibuprofeno o acetaminofén dos o más días a la semana tenían un mayor riesgo de pérdida de audición. Cuanto más a menudo una mujer tomaba cualquiera de estos medicamentos, mayor era el riesgo de pérdida de audición.

Los investigadores examinaron prospectivamente la relación entre la frecuencia de uso de la aspirina, el ibuprofeno y el acetaminofén y el riesgo de pérdida de audición entre las mujeres en un estudio de salud.
En comparación con las mujeres que usaban ibuprofeno menos de una vez por semana, las que usaban ibuprofeno 2 a 3 días por semana tenían un riesgo 13% mayor de pérdida de audición, mientras que las mujeres que utilizaban el medicamento 4 a 5 días a la semana tenían un riesgo 21% mayor.
En comparación con las mujeres que usaban acetaminofén al menos una vez a la semana, las mujeres que lo utilizaron 2 a 3 días por semana tenían un 11% más de riesgo de pérdida de audición, mientras que las mujeres que tomaban el medicamento 4 a 5 días por semana tenían un 21% más de riesgo.

Los posibles mecanismos subyacentes podrían implicar la capacidad de los antiinflamatorios no esteroides de reducir el flujo de sangre a la cóclea (el órgano de la audición) y afectar a su función.
Además, al acetaminofén podría agotar los factores que protegen contra el daño de la cóclea.

1 comentario

  1. Ra

    8 Octubre, 2012 a 13:54

    curioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *