Todas esas horas que la gente pasa sentada en sus sillas de oficina o en sus sofás  pueden estar ayudando a formar un tipo particularmente perjudicial de grasa alrededor del corazón, según sugiere un estudio reciente.
De hecho, la grasa no disminuyó incluso cuando la gente realizó ejercicio.

sentado

 

En un estudio donde se realizaron tomografías computarizadas a más de 500 estadounidenses mayores se encontró que el exceso de tiempo que se pasa sentado se relaciona significativamente con la grasa pericárdica alrededor del corazón.
Han habido numerosos estudios a gran escala recientemente que sugieren que cuando se trata de sus efectos nocivos para la salud, estar sentado no implica sólo la ausencia de actividad física – tiene efectos en el cuerpo que van más allá de realizar o no ejercicio.

Esto quiere decir que incluso si una persona se ejercita todos los días, pero luego se sienta durante ocho horas al día, esto sigue siendo algo malo para su salud. Asimismo, los estudios han encontrado que permanecer sentado mucho tiempo es perjudicial para la salud, incluso después de que científicos hubieran descartado factores de riesgo como el sobrepeso.

El estudio actual muestra que un estilo de vida sedentario puede tener un aumento diferencial en la acumulación de grasa según el nivel de actividad. Según los profesionales de salud, este hecho es muy interesante y debe ser confirmado en estudios futuros.
Los mismos recomiendan que hasta el momento en que nuevas conclusiones sean hechas, lo mejor que una persona puede hacer es permanecer menos tiempo sentada y más tiempo en movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *