Es un trastorno de los pies que afecta a pacientes con diabetes mellitus, provocado por la enfermedad de las arterias periféricas que irrigan el pie, complicado a menudo por el daño de los nervios periféricos del pie e infección, debido a la oclusión de las arterias que llevan sangre a los pies se produce gangrena.

piediabetico

Es importante remarcar que no debe confundirse “pie diabético” con el pie de una persona diabética, ya que no todos los diabéticos desarrollan esta complicación que depende en gran medida del control que se tenga de la enfermedad.

Es frecuente en los pacientes diabéticos con lesiones propias del denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.

Para evitar las lesiones se recomienda principalmente un lavado y secado meticuloso de pies haciendo hincapié especial a los espacios interdigitales (entre los dedos), cortarse con cuidado las uñas de los pies, detectar zonas resecas y fisuras, utilizar cremas hidratantes, no utilizar callicidas, si aparecen ampollas o infecciones, debe consultarse inmediatamente al médico, los zapatos deben ajustar bien (sin apretar) y ser confortables, dejando espacio para que los dedos descansen en su posición natural, utilizar calcetines de algodón o lana y evitar el tabaco ya que produce vasoconstricción.

El tratamiento relacionado a este trastorno se basa en la protección contra el daño que se asocia a la pérdida de sensibilidad causada por lesión de los nervios periféricos, el tratamiento indicado de la infección que pueda aparecer, generar una mejoría de la circulación evitando el uso de calzado o prendas ajustadas, y por supuesto un recurrente control médico de la diabetes, es decir, comprobar que los niveles de glucosa se encuentran dentro de los límites permitidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *