Anfibios y reptiles son capaces de regenerar sus extremidades en un período de dos meses. ¿Qué sucedería si esto fuese posible en seres humanos?

anfibios

El modelo de los renacuajos

Científicos de la Universidad de Manchester han estudiado el proceso basándose en la regeneración de la cola de los renacuajos. En caso de que la pierdan pueden contar con una nueva en un plazo de una semana aproximadamente. El estudio está basado en la observación del crecimiento empleando una molécula fluorescente, y sus resultados podrían adaptarse a los seres humanos.

 

Moléculas sorprendentes

Las moléculas concretas que participan en la regeneración celular, de forma paradójica, se han considerado tradicionalmente causantes de efectos dañinos en las células al favorecer la oxidación de las proteínas. Son las llamadas ROS, moléculas muy reactivas entre las que se encuentran los iones de oxígeno, los radicales libres y los peróxidos.

La labor sería conseguir desvelar la regulación de los niveles de estas moléculas para que, sin llegar a ser perjudiciales, sean capaces de promover la regeneración.

En principio el objetivo estaría en la regeneración de piel y órganos. Parece ciencia ficción, pero en cuestión de avances tecnológicos todo es posible, y quizás no esté lejos el día en que las extremidades de las personas puedan volver a crecer a la manera de los anfibios.

 

Por otra parte, se está demostrando que los antioxidantes, en contra de lo que se pensaba, no contribuyen a la regeneración celular, a juzgar por los resultados de los estudios en relación a su uso terapéutico contra el cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *