El control intensivo de los niveles de azúcar en la sangre reduce el riesgo de ciertos signos de daño renal en los diabéticos, según un nuevo estudio.
Sin embargo, las pruebas no demuestran que el control intensivo reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad renal grave.

podrian-los-controles-intensivos-de-glicemia-reducir-el-riesgo-de-enfermedad-renal-en-la-diabetes

Los dos signos de daño renal en el que el estudio se centró son condiciones conocidas como microalbuminuria y macroalbuminuria.
Estos se caracterizan por niveles excesivos de proteína en la orina, por lo general como resultado del daño a las unidades de filtración de los riñones, de acuerdo con información de respaldo del estudio.
Sin embargo, la revisión de los datos de siete ensayos clínicos que incluyeron más de 28.000 pacientes adultos no halló pruebas concluyentes de que el intensivo control de la glicemia se relacionara con un menor riesgo de problemas renales graves, como insuficiencia renal o la muerte por insuficiencia renal.

El análisis demuestra que, después de años de seguimiento a 163,828 pacientes en los siete estudios examinados, el control intensivo de la glicemia disminuye la albuminuria, pero no hay suficientes datos para decir si ese beneficio se extiende a la enfermedad renal o insuficiencia renal, según escribió el Dr. Steven Coca, de la Universidad de Yale.
Esto puede significar que no tiene mucho sentido comenzar intensivo control de la glicemia en la etapa media de la diabetes tipo 2 en un intento para prevenir la insuficiencia renal.
Sin embargo, un especialista que no participó en el estudio dice que los estudios incluidos en este meta-análisis fueron demasiado cortos para evaluar cómo el grado de intensidad de control de azúcar en la sangre puede afectar el riesgo de insuficiencia renal en pacientes con diabetes tipo 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *