Más razones para evitar los excesos de azúcar en el cuerpo, y por los que se debe medir el consumo de azúcares.
Mal funcionamiento del sistema inmune: las bacterias y levaduras que están presentes en nuestra alimentación diaria e inciden en los niveles de azúcar en la sangre, haciendo que se multiplique. Si hay un desequilibrio en el crecimiento de estas bacterias y levaduras, el posible que el sistema inmunológico no pueda ser capaz de manejarlo. En consecuencia podría verse debilitado.

images5
La deficiencia de cromo: irónicamente, el exceso de azúcar en el cuerpo hace que se disminuya notablemente la capacidad del cuerpo para regular los niveles de azúcar. Esto se debe a que la mayor parte del azúcar que se consume está ya refinada y carece de cromo, el producto químico necesario para ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre. ??Nutrientes: el consumo de azúcar hace que la sensación de hambre desaparezca. Es por ello que a menudo se ha dicho que no es bueno comer dulces antes de una comida principal. Cuando se toma o come azúcar en exceso, no se siente luego la necesidad de comer alimentos que contienen importantes nutrientes que el organismo necesita, tales como vitaminas, hierro, calcio y magnesio. Hay una diferencia entre la sensación de saciedad después de cada comida y obtener la nutrición que necesita de cada comida.
Estrés: cuando se ingiere mucha azúcar también, se eleva también la energía que se obtiene. Pero este alto nivel de azúcar es sólo temporal, y el nivel de energía caerá poco después. Cuando esto sucede, el cuerpo libera hormonas para reducir el nivel de azúcar en la sangre y retornarlo al nivel óptimo, y estas hormonas son las hormonas del estrés: el cortisol adrenalina y la epinefrina. Estas hormonas hacen a las personas sentirse irritables y estresados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *