Envejecemos porque, nos oxidamos. En ese proceso de envejecimiento, (que comienza apro- ximadamente a partir de los 20 años, cuando se termina el desarrollo) vamos produciendo continuamente oxidantes al ir utilizando el oxíge- no necesario para la respiración y, consecuentemente, para la vida. En esa continua respiración producimos radicales libres de oxígeno, los cua- les tiene una misión funcional, pero su elevada producción, si no es con- trolada produce daño.

Por que envejecemos

Los radicales libres de oxígeno “son unas moléculas que tiene un electrón desapareado y, en su afán por buscar otro electrón con el que aparearse, atacan las moléculas de las células que tienen al lado, dañándolas”, explica la doctora De la Fuente.

Para evitar el daño, las células tienen defensas antioxidantes, es decir, toda una serie de compuestos que neutrali- zan esos radicales. Mientras haya un equilibrio entre la producción de radi- cales libre los niveles de defensas antioxidantes no pasa nada, porque los antioxidantes neutralizan o contro- lan los radicales libres. Pero si hay más producción de radicales libres que defensas antioxidantes se produce un desequilibrio, que es el estrés oxi- dativo. Con la edad, se da ese des- equilibrio y por eso se envejece, explica la experta. También por ese estrés oxidativo aparecen problemas de salud: placas de ateroma, infartos de miocardio, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, cataratas, glaucoma, diabetes, “por eso es fundamental contar con un buen nivel de defensas antioxidantes en nuestro organismo para equilibrar la balanza. Así, debemos introducir antioxidantes a través de la dieta, y, si no es posible, a través de suplemen- tos” añade la doctora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *