Ya se trate de un correo electrónico de un caballero desconocido en otro continente pidiendo dinero o un estafador financiero vendiendo un negocio prometedor, los jóvenes y los ancianos tienden a ser más fácilmente engañados que las personas de mediana edad.
Recientemente, los investigadores han identificado el área del cerebro responsable de la credulidad y han teorizado por qué niños, adolescentes y adultos mayores son menos propensos a dudar.

facil de enganar

El área ventromedial de la corteza prefrontal del cerebro parece ser el responsable de lo que nos permite hacer una pausa después de escuchar o leer algo y considerar si es verdadero o falso, de acuerdo con un estudio presentado recientemente.
Según explicó el autor del estudio, Erik Asp, un investigador en el departamento de psicología de la Universidad de Chicago, cuando la mayoría de los adultos oye o lee algo, al principio lo cree, y después comienza a procesarlo. Y entonces empieza a hacer preguntas. Pero todos somos susceptibles a creer algo al principio.

En los niños, la corteza prefrontal está aún en desarrollo, sin llegar a la plena madurez hasta la adolescencia o incluso los 20 años. A medida que se envejece, el área del cerebro responsable de dudar puede comenzar a deteriorarse, reduciendo gradualmente su propensión a la pregunta. Esta zona es lo última que se desarrolla en el cerebro y puede ser la primera área que comienza a mostrar un cierto descenso.
Es importante saber que los signos de credulidad en los adolescentes y las personas mayores tienen una base biológica, y no son el resultado de un pensamiento descuidado. 

2 COMENTARIOS

  1. Hola, me gusta mucho vuestro blog. Son temas interesantisimos, y que siempre aprendemos mucho de ellos. Muchas gracias

DEJA TU COMENTARIO Y VALORACION

Please enter your comment!

Please enter your name here