Los premios de publicidad Aspid y el Festival El Sol reconocen esta iniciativa que advierte de los peligros de comprar fármacos a través de Internet. En la última edición de los Premios ASPID han concedido dos galardones a la iniciativa dentro de la categoría de Campañas de Comunicación Institucional. La organización de estos premios ha reconocido la creatividad del vídeo viral diseñado para la campaña otorgándole el diploma al “Mejor Audiovisual”. Además, la convocatoria a periodistas para crear expectación de cara a la presentación de la campaña se ha alzado con el diploma al “Mejor Documento Impreso”.

falsosmedicamentoss

Asimismo el prestigioso Festival El Sol, uno de los más reconocidos dentro del mundo de la publicidad y que se otorgan anualmente en San Sebastián, ha concedido un Sol de Plata al vídeo viral de No te la Juegues Online. Este año por primera vez en su historia, el Festival El Sol premia a productos o servicios relacionados con la salud en una nueva categoría, en la que la iniciativa de Lilly ha obtenido el segundo puesto de la clasificación. Estos premios suponen un reconocimiento al trabajo de concienciación de este proyecto dirigido a la población general contra los medicamentos falsificados, y a la importancia de advertir de los peligros que conlleva la adquisición de fármacos vía online.
“Las falsificaciones de medicamentos suponen un serio peligro para la salud de los pacientes, que confían en nuestras marcas. Al acudir a cauces no legales, como es Internet, los consumidores acceden a falsos medicamentos que no sólo no les proporcionan la eficacia buscada, sino que pueden provocarles múltiples efectos indeseados”, asegura Teresa Millán, directora de Asuntos Corporativos de Lilly España.
La Campaña de concienciación contra la Falsificación de Medicamentos surgió de la colaboración entre la Asociación Española para la Salud Sexual (AESS), la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA) y el laboratorio farmacéutico Lilly con el principal objetivo de advertir a los consumidores del enorme riesgo para la salud que supone comprar fármacos a través de Internet de los cuales se desconoce su composición y procedencia, y que no garantizan los mínimos controles de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *