La hidrocución consiste en un síncope generalizado, que en algunas ocasiones no está necesariamente asociado a la digestión.

En qué consiste

Cuando el cuerpo entre en contacto con el agua fría, se provoca una contracción de origen nervioso en el plexo solar, de forma que ocurre una parálisis de la respiración y de la circulación de la sangre. Este síncope también puede suceder a causa de una ducha muy fría o al contrario, en una inmersión demasiado caliente.

corte

La diferencia térmica

El factor clave que desencadena el proceso es la diferencia de temperatura entre la piel y el agua. Cuando la piel está expuesta al sol y ha alcanzado una temperatura elevada, las redes venosas y arteriales aparecen dilatadas transportado un volumen de sagre considerable. Cuando la temperatura se enfría de golpe, los circuitos se estrechan sometiendo al sistema circulatorio a una presión excesiva.

Aunque no siempre este accidente está relacionado con la digestión, es muy conveniente mantener un espacio de tiempo intermedio entre una comida y el baño debido a que la sangre fluye en mayor volumen a los órganos digestivos disminuyendo la circulación en oras zonas.

 

Síntomas

  • paro cardiaco en casos graves.
  • pérdida de conocimiento.
  • Cómo actuar
  • Si la persona no respira realizar respiración asistida mediante un boca a boca.
  • En caso de parada cardíaca, aplicar masaje cardíaco.
  • Continuar la reanimación hasta la llegada de los servicios médicos.

 

Prevención

  • Nunca meterse de golpe en aguas muy frías.
  • Evitar nadar durante la digestión. De una hora y media a tres horas, en función de la
  • cantidad de alimentos ingeridos.

1 comentario

  1. juanjo

    28 marzo, 2015 a 12:03

    Articulo interesante. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *