Una vez que el paciente con litiasis renal haya logrado superar dicha enfermedad con la eliminación de los cálculos (si es que esto se ha logrado conseguir), viene un pequeño tratamiento que tratará de evitar la generación de nuevos cálculos en las áreas antes afectadas.

Para ello, el médico tratante deberá de recomendar una dieta al paciente, algo que ayudará a evitar la formación de excesos de calcio, oxalato y fosfato; de manera muy general, para qu no se vuelva a presentar la litiasis renal en nuestro organismo, se puede aconsejar que:

  • Exista una mayor ingesta de líquidos, especialmente de agua.
  • Regirse a una dieta que no sobrepase las 2000 kilocalorías.
  • Dietas que tengan poco contenido de sal.
  • Limitar la ingesta de alimentos con proteínas animales.
  • Disminuir en gran proporción del consumo de productos con azúcares.
  • Dejar de consumir radicalmente alcohol.

Sintomatología provocada por la litiasis renal

Básicamente son tres síntomas los que se llegan a evidenciar en un paciente que sufre de litiasis renal, mismos que son:

  • Infecciones en la orina. Los cálculos renales pueden ser la causa de diferente tipo de infecciones relacionadas con la orina.
  • Hematuria. Esta situación se evidencia cuando se puede observar sangre (a veces unas pequeñas gotas de ella) en la orina.
  • Cólico nefritico. Este es un dolor muy intenso que el paciente llega a sentir en el riñón debido al taponamiento de la salida de la orina en dicho órgano.

Lo que mencionamos en el segundo caso se provoca debido a las diferentes lesiones que llega a producir el cálculo en su recorrido por la vía urinaria; en el tercer punto que mencionamos anteriormente en cambio el dolor aparece alrededor de la zona lumbar y en la espalda baja, irradiándose hacia el abdomen anterior y también hacia los genitales.

Este dolor puede ser tan grande que en determinadas ocasiones puede llegar a parecer de otros síntomas adicionales, siendo éstos:

  • Náuseas.
  • Sudoración.
  • Vómito.
  • Hinchazón abdominal.

Una manera muy fácil de relacionar a estos efectos con la litiasis renal se encuentra en que los mismos se presentan sin una fiebre en el organismo, manteniéndose una temperatura normal, lo cual es un primer aviso de lo que podría estar ocurriendo en nuestra salud y organismo.

1 comentario

  1. Carlos

    9 septiembre, 2013 a 22:54

    Me parece muy interesante esta información desde ya muchas gracias por publicar y enseñarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *