Como muchas de las enfermedades, a la varicela se la puede prevenir mediante una vacuna, la cual tiene la intención de evitar la propagación de esta enfermedad, sus efectos y la reinfección posterior mediante el herpes zoster que generalmente aparece en los adultos. Es necesario una única dosis de esta vacuna, la cual de manera general no presenta reacciones secundarias y adversas en niños y adolescentes sanos.

Pero dependiendo de cada organismo, un efecto secundario podría presentarse a manera de un enrojecimiento, inflamación o dolor en el área en donde se aplicó la vacuna, pudiendo estar presente también algo de:

  • Cansancio.
  • Mareo.
  • Fiebre.
  • Náusea.

La vacuna tiene que ser administrada en niños sanos a una edad de 12 a 18 meses, lo cual tiene un gran efecto debido a que un 80% de los casos no se infectan con esta varicela. A partir de los 13 años se podría inmunizar a los jóvenes con una doble dosis.

varicelas

Etapas de vida y condiciones de infección por parte de la varicela

La vacuna de la varicela podría ser aplicada junto a otras cuantas más que son también muy importantes para mantener sano al organismo, siendo estas:

  • El sarampión.
  • La rubéola.
  • Las paperas.
  • Hepatitis B.
  • Polio.
  • Meningitis.

Personas que pueden tener bajas defensas (un sistema inmuno débil) o mujeres embarazadas no pueden administrarse esta vacuna.

Debido a la sintomatología (ampollas y demás), un médico tratante puede identificar fácilmente a la varicela, aunque siempre es necesario hacer una valoración de los anticuerpos en la sangre para tratar de identificar plenamente al virus mediante pruebas de laboratorio.

Quienes pueden llegar a sufrir un contagio con varicela son generalmente:

  • Niños prematuros.
  • Personas con bajas defensas.
  • Niños menores de un año o recién nacidos.
  • Niños cuyas madres han sufrido varicela antes y durante el parto.

Bajo este último aspecto que hemos mencionado, las mujeres embarazadas que no han llegado a sufrir varicela con anterioridad deben tener mucha precaución, ya que si la enfermedad se contrae en los primeros meses de la gestación, el feto podría llegar a sufrir trastornos y malformaciones.

Un tratamiento recomendado es la conocida sintomática, misma que a base de analgésicos, cremas, antihistamínicos o lociones tratan de calmar picazón de las ampollas en el cuerpo. También se suele utilizar compresas húmedas o baños tibios para tratar de limpiar las heridas que se han producido al rascar aquellas ampollas con las uñas y los dedos. Un médico tratante definirá si es necesario la administración de antibióticos por la presencia de una infección bacteriana.

2 COMENTARIOS

  1. quisiera saber qué sucede si una ampolla se reventó, pero no fue tocada y ya lleva 13 días , tiene costra pero alrededor se ve rojizo, ¿dejara huella

  2. Mi hija tiene 9 años el día 19 de noviembre la lleve al médico porque tiene mucha tos el médico le dio medicamentos para la tos infección y dolor de cabeza pero continua con la tos y hoy 23 dede noviembre la lleve con otro médico y me dice que tiene varicela que no puede darle nada para la tos dígame que hago totose mucho

DEJA TU COMENTARIO Y VALORACION

Please enter your comment!

Please enter your name here