El retinol constituye un elemento esencial para evitar la ceguera nocturna, la xeroftalmia y el glaucoma.

Prevenir enfermedades oculares mediante la accion de los alimentos y sus vitaminas

La ceguera nocturna 

Es un trastorno que provoca la pérdida de visión en penumbra. Suele evidenciar una falta de vitamina A.

Si éste déficit se prolonga en el tiempo puede llegar a ocasionar ceguera.

 

El glaucoma 

Consiste en un aumento de la presión intraocular que comprime el nervio óptico provocando una alteración de la visión que también puede llegar a ocasionar ceguera.

Las causas podrían ser una carencia de tiamina o un déficit de vitaminas A y C.

Los suplementos de betacaroteno pueden contribuir a reducir esa presión. En el caso de la vitamina C son necesarias altas dosis para lograr beneficios.

 

La degeneración macular asociada a la edad afecta a personas pasados los cincuenta años.

La mácula es una zona de la retina que recibe la luz de forma directa y también es la parte más sensible del ojo.

Cuando se desgasta la visión se vuelve borrosa y distorsionada con una pérdida del centro del campo visual.

Existen dos tipos: la húmeda y la seca, siendo ésta última la más habitual y la que reviste menor gravedad.

 

Prevención de la DMAE

Las investigaciones han demostrado que los alimetnos ricos en betacaroteno, zinc, y vitaminas A, C y E, es decir, antioxidantes, colaboran en la prevención de la DMAE (Degeneración macular asociada a la edad). Sus principales fuentes son aceites vegetales y semillas de girasol.

1 comentario

  1. reyna quispe.

    5 octubre, 2013 a 16:23

    Es una información muy importante seguire sus consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *