Muchas personas sufren de un trauma con respecto a un alimento. El principal síntoma es la sensación de asco, nausea y rechazo absoluto hacia ese producto por lo que no lo puede comer, tocar u oler a ese alimento puntual.

traumaalimnetos

 Razones por la que una persona puede sentir rechazo absoluto hacia un alimento son:

-comer compulsivamente un alimento durante el embarazo

-comer demasiado un alimento y luego a consecuencia sufrir una descompostura intensa

-haber sufrido una intoxicación alimentaria con un alimento o comida

 

Los alimentos que más traumas provocan son:

-chocolate

-pescado

-pollo

-coliflor

-brócoli

-fresas o frutillas

-carne roja

-vísceras comestibles

 

Es amplia la variedad de alimentos que pueden producir un trauma o sensación de asco, pero los de la lista son los más frecuentes. Es muy personal el trauma y pueden ser originados por cualquier grupo de alimentos incluso los dulces.

Para prevenir traumas por alimentos se debe evitar consumir compulsivamente un alimento cuando se está embarazada debido a que él bebe cuando nace seguramente tendrá un fuerte rechazo a ese alimento.

El consumo excesivo de un alimento favorece luego con el tiempo el rechazo total del mismo, en especial si genera algún malestar estomacal fuerte luego de su ingesta.

Generalmente el asco hacia un alimento se desarrolla durante la niñez o adolescencia por eso es tan difícil de superar ya que el trauma es muy fuerte. 

Si el trauma es realmente grave la persona no comerá nunca más ese alimento aunque pasen muchos años.  En casos más leve puede que la persona se anime a probar el alimento y tratar de volver a disfrutar comerlo.

1 comentario

  1. marisa roca

    21 abril, 2014 a 0:36

    Es verdad, que con los embarazos, se tiene antipatía por ciertos alimentos, que sin estar embarazada te han gustado y cuando lo estás, el cuerpo los rechaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *