Los niños pueden sentir dolores, tener las rodillas en equis (x), pies planos, rodillas hacia afuera, u otros tipos de dolores. Las anomalías en los pies de los niños son frecuentes y en general, sólo requieren de una reeducación sencilla.

En las sociedades en las que los niños suelen andar descalzos existen menores casos de deformaciones en los pies, por lo que conviene que el niño camine descalzo la mayor cantidad de tiempo posible.

Es importante también, que el zapato tenga el tamaño adecuado para que no oprima el pie ni le sea demasiado grande. También se deben cuidar las medias, que no sean chicas para el pie del niño, ya que al ser éste muy flexible se adapta al tamaño de la media y, aunque no le duela, su pie puede deformarse.

En caso de que el niño manifieste cansancio al caminar, y no sea por capricho, y además de ello se queje por las noches de dolor en las pantorrillas, no debe dudarse en acudir al pediatra o traumatólogo. Esto se debe a que estos síntomas suelen ser los del pie plano. Si así fuera, el especialista indicará el uso de una plantillas ortopédicas o zapatos correctores que le permitirán al niño jugar sin sentir cansancio ni dolores.

En la acción de caminar, también están involucrados delicados mecanismos óseos. Los neonatólogos tienen conocimientos acerca de la importancia del exhaustivo examen de la cadera del recién nacido, la posición y rectitud de los miembros inferiores y los pies, que indican la constitución ósea del bebé.

Cuando el bebé nace de nalgas o es ayudado por medios mecánicos se observa, con bastante frecuencia, luxación de cadera. Si la misma no es tratada a tiempo puede comprometer seriamente la movilización futura de la criatura.

En la actualidad, existen una gran cantidad de exámenes que brindan unos resultados bastantes certeros y muy ejemplificativos sobre el estado de salud de los bebés. Tal es el caso de la ecografía 4D, y demás, que hace posible divisar el desarrollo de todos los sistemas, respiratorio, digestivo, reproductor, etc.

1 comentario

  1. Alfredo villena

    29 julio, 2012 a 3:59

    Mi nieta tiene 2 años cumplidos intenta caminar sus piernas se ven fuertes las mueve perfectamente pero los pies los cruza y su cadera se ve débil en la andadera camina bien sin embargo también cruza las piernas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *