La adolescencia es un periodo crítico en la vida del ser humano puesto que en esa etapa, cualquier joven empieza a mostrar su autonomía frente a la autoridad de los padres a pesar de que el adolescente se siente inseguro y tiene miedo de crecer. Por tanto, tiene que hacer frente a una lucha interna de forma constante para poder encontrar el equilibrio entre su autonomía y la dependencia familiar. Por eso, es habitual que un adolescente necesite apoyarse en el poder del grupo para afianzar su personalidad. A su vez, hoy día también existen muchos casos de sufrimiento en esa etapa vital como consecuencia del acoso escolar, la marginación o el aislamiento.

Diversity_of_youth_in_Oslo_Norway

Por otra parte, los adolescentes deben hacer frente a cambios constantes no sólo a nivel físico sino también emocional puesto que el ser humano está en un proceso de evolución imparable pero todavía más a esa edad. Por ello, muchos jóvenes tienen problemas de autoestima ya que además, es habitual que un adolescente sufra mucho a esa edad como consecuencia de una decepción de amor. En la adolescencia el sentimiento se vive de forma muy intensa puesto que está basado en la idealización.

Por ello, ante tantos cambios, los adolescentes tienen dificultades para concentrarse a la hora de estudiar y preparar un examen. Por tanto, es frecuente el fracaso escolar de los alumnos en los años de instituto. Por esta razón, el apoyo, la motivación y la compañía de los padres que deben educar en todo momento a sus hijos adolescentes es esencial. Los padres deben marcar unas normas para que los jóvenes puedan diferenciar aquello que es correcto de aquello que no está bien.

Por otra parte, también conviene determinar que los padres no deben ser amigos de sus hijos sino que tienen que marcar su propia autoridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *