El llantén es una planta perenne de la familia de las plantagináceas de hasta, con muchas propiedades beneficiosas para la salud. A parte de servir para la otitis, el llantén tiene otras aplicaciones si se trata de remedios caseros, y debe ser precisamente por sus propiedades diuréticas, astringentes, antiinflamatorias, depurativas, hemostáticas y otras más. Es un buen relajante muscular.

llanten_mediano

El zumo de llantén puede aliviar los dolores del oído.

Si se toma en infusión, el llantén puede ser bueno para los catarros bronquiales, la ros, la ronquera, la tos de los fumadores, las curas desintoxicantes, etc. Es bueno para muchas aplicaciones que se denominarán ahora, además de herpes de la cara, hidropesía, dolor de muelas, heridas, picaduras de insectos y alacrán.

Existen muchas formas de aplicación del llantén como son: uso interno, zumo, infusión, pomada, cocimiento, lavados, apósito de hojas, cataplasmas. Cada una de ellas se utiliza para las distintas propiedades del llantén.

Se puede hacer gárgaras con hojas de llantén en una licuadora, para las encías sangrantes, inflamaciones o úlceras de la boca o amígdalas. En cataplasmas puede ser bueno para las quemaduras, llagas o úlceras, incluso hay quien las utiliza para varices o hemorroides. Un baño ocular de llantén con el líquido de la decocción es bueno para los ojos cansados o inflamados.

El llantén es una de esas plantas medicinales con muchos beneficios para la salud y muchas formas de aplicación, por eso conviene tenerla a mano para lo que pueda surgir. A veces es interesante la cantidad de propiedades del llantén y otras plantas “multiusos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *