El clavo es una hierba que se utiliza para condimentar los alimentos dándoles un sabor peculiar, de hecho es una especia que pertenece a la Isla de las Especias. Tiene mucho sabor, así que no es conveniente excederse. Se puede tomar en guisos, con carne o pescado, en pasteles, salsas, adobos, caldos, etc.

clavo-Syzygium_aromaticum

Una de las propiedades más conocidas es contra las flatulencias. Es bueno también para aliviar los vómitos y ayuda a estimular el sistema digestivo. Se convierte en un buen antiséptico local cuando es necesario y es bueno para las molestias de la boca, de hecho, si se mastica, se previene el mal aliento. Se utiliza en muchas zonas como anestésico para el dolor. El clavo es bueno para las digestiones difíciles, la falta de apetito y las diarreas. Es ideal para personas con anorexia o falta de apetito. Incluso se ha utilizado contra los gusanos intestinales.

Otra de las propiedades del clavo son las propiedades expectorantes, antiinflamatorias y antibacterianas, por eso es bueno para enfermedades respiratorias, para latos, los resfriados y bronquitis, entre otras. Hay personas que lo utilizan como afrodisíaco para aumentar el apetito sexual y la líbido.

Como uso externo, se utiliza el clavo para úlceras de la boca, heridas, anginas, infecciones vaginales, dolor de muelas y heridas.

Para su conservación se debe mantener en un frasco de cristal hermético en un lugar fresco. Se puede tomar como especia, como hierba o suplementos alimentarios.

1 comentario

  1. TEODORA ESTELA CANO GUTIERREZ

    15 Julio, 2012 a 7:05

    Es muy interesante como medicina alternativa, que además de degustar con asgrado las comidas, curen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *