Desde el punto de vista de la nutrición, los pescados se dividen en dos grandes grupos:

  • pescados blancos o de carne magra
  • pescados azules o de carne grasa

 

La grasa del pescado

La carne de pescado tiene la ventaja de poseer grasas poliinsaturadas, que no elevan los niveles de colesterol. El pescado blanco está indicado para regímenes por su bajo contenido graso, mientras que los azules, como la anchoa o el salmón, son más sabrosos, pero se recomienda evitarlos en afecciones como nefritis o gota.

 

Proteínas

Contiene sales minerales en forma variable, ya que depende de la calidad del agua de origen en gran medida.

En cuanto a las proteínas, están contenidos todos los aminoácidos esenciales, igual que podemos encontrarlos en la carne de rumiantes y de aves.

 

El marisco

La mayor parte del marisco puede dividirse en dos grandes grupos:

  • crustáceos como langosta, bogavante, langostino, gamba, nécora,centollo, cigala, etc… Con un porcentaje muy bajo de grasas.
  • moluscos como ostra, vieira, nafaja, mejillón, berberecho, almeja, caracol de mar, etc… con altos contenidos en hierro y otros minerales.

marisco

Efectos adversos del marisco

En cuanto a las alergias, se producen en algunas personas cuyo organismo reacciona a algunas de las proteínas del marisco.

En el caso de los moluscos, existe el riesgo de que sean portadores de bacterias de salmonella, debido a su cría en aguas próximas a la costa, la cual puede estar sometida a contaminación o insalubridad. Por eso es necesaro asegurarse de que han sido criados en aguas sin contaminar en el caso de consumirlos crudos, o bien ante la duda es mejor cocerlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *