Estrenar el año con una sonrisa en los labios es fundamental pero también es importante tener fuerza de voluntad para cumplir los propósitos que surgen de forma natural en el mes de enero pero que a veces, olvidamos con demasiada facilidad en el mes de febrero. Existen propósitos saludables que nos ayudan a tener calidad de vida.

¿Cuáles son dichos deseos? A continuación, te damos algunos ejemplos:

  1. Por ejemplo, el mes de enero siempre es un buen momento para dejar de fumar. Apostar por un espacio sin humos en el hogar es esencial para recuperar también el bienestar emocional. Además, dejar de fumar también es un signo de ahorro puesto que el dinero que cualquier fumador gasta en tabaco puede invertirlo en un objetivo más positivo como por ejemplo, alimentos, ropa, algún capricho…
  2. En el momento de empezar el año también puedes realizar algún propósito saludable para llevar una vida activa y evitar el sedentarismo. Por ejemplo, puedes quedar con algún amigo para dar todos los días un paseo en el momento del día que mejor se adapte a tus horarios. Si lo prefieres, también puedes apuntarte a algún gimnasio para realizar ejercicio con frecuencia. Acudir al gimnasio está de moda, especialmente, entre la gente joven. Por otra parte, también debes ser constante a la hora de apagar la televisión y no dejarte tentar por la comodidad del sofá.
  3. Mantén tu círculo de amistades, es decir, preocúpate por aquellos que tienes cerca. Reserva un hueco en tu agenda semanal para hacer planes con amigos, acudir a conferencias, ir al cine, o disfrutar del tiempo de ocio en la forma que a ti te gusta. Mantener un círculo social amplio te ayuda como un protector emocional que refuerza la alegría y mitiga los efectos de la tristeza que a veces surge ante diferentes circunstancias en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *