Nuestro cuerpo es una máquina perfecta, y como tal fue creado con regiones que pueden ser consideradas ‘autolimpiantes’, te contaremos un poco más. No es que nos hemos convertido en robots ni nada por el estilo, lo que quise significar es que existen partes de nuestro cuerpo que con solo mantener una buena higiene bastaran para que estén sanas y limpias. Uno de estas zonas es la vagina.

no-combines-antibioticos-y-lactobacilos-300x350

En la vagina tenemos muchos organismos microscópicos que tienen la función de mantener un delicado equilibrio. En ocasiones, rompemos este equilibrio sin darnos cuenta.

Cuando nuestro cuerpo funciona correctamente las bacterias ‘buenas’, llamadas lactobacilos producen peroxido de hidrogeno, un desinfectante que evita el desarrollo de los organismos ‘malos’.

Pero es normal que no estemos acostumbradas a esta idea y menos cuando se nos ha metido desde pequeños la idea de que nuestra vagina es una zona de riesgo.

En la actualidad existen duchas vaginales, protectores diarios perfumados, desodorantes que contienen sustancias químicas que, si tienes la piel sensible, pueden irritar la salud y cambiar la flora natural.

Te daremos algunos consejos para que este limpia sin poner tu salud en riesgo.

Los desodorantes íntimos solo son recomendados para mujeres que tienen un flujo vaginal abundante y con un olor fuerte. Pero antes de empezar a usarlo es bueno consultar con un medico para verificar que esa cantidad de flujo sea natural para tu organismo y no haya problemas patológicos.

Debes saber que si tu organismo no tolera estos productos bastará con que higienices la zona en forma externa con un jabón neutro.

En ocasiones puedes sentir picazón que es consecuencia de una reacción alérgica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *