Los senos ocupan un lugar fundamental en la imagen del cuerpo de la mujer. Razón de más para inquietarse por el mal trato que sufren a veces durante la práctica del ejercicio físico.

sosten

El jogging, el golf, el judo, la equitación, el volley, todas estas disciplinas acarrean una serie de problemas en los pechos. Una talla superior a los 95 impide que se pueda correr una maratón, tan simple como eso. En la mitología griega, las amazonas se cortaban literalmente un pecho para poder hacer uso del arco.

Hoy en día, se suele proceder a una intervención quirúrgica para reducir el tamaño del pecho, cuando éste se convierte en un verdadero handicap para la práctica del deporte.

Un sujetador deportivo

Recordemos que la glándula mamaria no comporta ningún tipo de músculo. Los senos están sujetos en equilibrio por los pectorales y otra serie de músculos sometidos a la fuerza de la gravedad.

A la larga, ocurre que su sola presencia por delante del tórax constituye una molestia y ocasiona dolores dorsales. De ahí la idea de utilizar un sujetador, de formas diferentes, como los que se han utilizado a lo largo de la historia.

Actualmente, el sujetador se ha impuesto en multitud de modelos, específicamente concebidos para la práctica deportiva. Están cortados en tejidos “transpirables” (que permiten evacuar el sudor), con tirantes anchos y sin costuras en las zonas de frotación que podrían dañar la piel.

Las armaduras rígidas se deben desechar, sobre todo en los deportes de contacto, puesto que se corre el riesgo de provocar heridas en la piel. Finalmente, la elección de un tejido elástico evita a estos sujetadores que de desgarren accidentalmente en mitad del ejercicio.

Estos sujetadores deportivos se colocan como si fueran una camiseta. Al principio dan la impresión de presionar en exceso el pecho. Evitar, en todo caso adquirir una talla mayor de la requerida, puesto que el sujetador perdería su eficacia y se podrían ocasionar frotamientos e irritaciones a nivel de los pezones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *