De los alimentos que ingerimos todos los días nuestros hijos obtienen los nutrientes necesarios para que crezcan sanos y fuertes. Cuando hablamos de proteínas nos estamos refiriendo a compuestos del tipo orgánico constituidos por dos cadenas de aminoácidos. Estas proteínas cumplen una función importante ya que son las encargadas de transportar la hemoglobina y la albúmina encargadas de regular el metabolismo. Además son las encargadas de brindarle energía al cuerpo ayudándolo, al mismo tiempo, a prevenir las infecciones.

protei3

Pero como si fueran pocas sus cualidades, las proteínas de los alimentos son las que se encargan de regular el nivel de crecimiento mediante la creación de los tejidos.

Entre los alimentos más ricos en proteínas podemos encontrar:

Carnes (pollo, pescado, vaca)

Clara de huevo

Queso

Leche materna

Leche de formula

Legumbres

Semillas

Frutos secos (almendras, nueces, avellanas)

Por su parte, los carbohidratos que nuestros hijos reciben en su alimentación tienen la función de darle al cuerpo mucha energía. Las células más beneficiadas por esta energía son las del cerebro y las del sistema nervioso. Por tal motivo es muy importante incorporarlas en la alimentación de los niños, ya que naturalmente ellos gastan mucha energía en sus actividades diarias.

Los carbohidratos de los alimentos se van cambiando en azúcares simples hasta convertirse en glucosa que es absorbida por la sangre. Cuando la cantidad de glucosa crece, el páncreas se encarga de liberar una hormona que se denomina insulina, que es la que se encarga de transportar glucosa de la sangre a las células. Y es ahí donde se usa como energía.

Debes tener en cuenta que cuando el cuerpo necesita energía y no la encuentra en los carbohidratos, la busca en los aminoácidos y en los lípidos, es entonces cuando pueden aparecer diferentes problemas de salud.

Existen dos tipos de carbohidratos: los azucares simples (glucosa, lactosa y fructosa) y los almidones. El primer tipo se encuentran en las frutas y otros alimentos, mientras que el segundo grupo están presentes en los granos, en el arroz, en los cereales y en los panes.

Si tu hijo lleva una dieta sana debe incluir la mitad de su energía de la ingesta de alimentos con alta tasa de carbohidratos.

Alimentos que contienen carbohidratos:

Azúcar

Harinas

Cereales

Arroz

Hortalizas, verduras

Golosinas

Lactosa

Legumbres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *