El corazón es junto al cerebro el órgano más importante del cuerpo humano, y como tal, debemos cuidarlo y mimarlo para que no nos dé un desagradable susto en forma de infarto.

verduras1

Hoy conoceremos varios alimentos naturales que nos van a ayudar a prevenir un posible ataque cardíaco, así como otros consejos prácticos que vamos a aplicar para reducir las enfermedades del corazón, principal causa de muerte en la sociedad industrializada.

El berro es una fuente importante de vitamina B6 y ácido fólico, nutrientes que bloquean efectivamente a la homocisteína, sustancia causante del daño a las arterias del corazón. Aproximadamente un 25% de los afectados por ataques cardíacos presentan niveles de homocisteína muy altos.

Otra hortaliza tomada a diario y que previene los coágulos en la sangre, es el ajo crudo. Si te es difícil comerlo directamente, prueba a aliñarlo con perejil y aceite de oliva, consiguiendo una sabrosa salsa con la que aliñar tus platos preferidos.

Además, si acompañamos nuestras comidas con un vaso de buen vino tinto conseguiremos luchar una vez más con la acumulación de depósitos de grasa que bloquean las arterias, dejando así vía libre para que la sangre fluya hasta nuestra bomba muscular.

Siguiendo con este esquema, a modo de postre nos serán muy saludables 3 o 4 nueces, poseedoras de vitamina E, potasio y magnesio, nutrientes reducidores de la tensión arterial y los niveles de colesterol “malo”.

Muy bien, ya sabemos que comer en la mesa, pero ¿podemos hacer otras cosas fuera de ella?

Sí, en nuestra mano está reducir el riesgo de infarto a través de muchas otras medidas que de cambiarlas supondrán un pequeño cambio diario pero un enorme beneficio a largo plazo.

Hábitos como dejar de fumar, practicar deporte, reducir el estrés o supervisar nuestra tensión arterial cada cierto tiempo harán de nuestro órgano del amor un músculo más fuerte, sano y duradero.

1 comentario

  1. francisca

    27 enero, 2014 a 2:30

    si es bien triste yo tube esa esperiencia ya .tube un ataque al corazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *