El dolor abdominal recurrente (DAR), se define como la presencia de tres o más episodios de dolor abdominal de una intensidad bastante considerable, llegando a limitar la actividad del niño durante un período de, al menos, tres meses. Aunque no resulte ser una enfermedad tan conocida como otros síndromes, afecta a niños entre los 11 y 15 años, y se estima que afecta entre un 10% y un 18% de los niños y siendo las chicas más propensas a contraerla.

dolor-abdominal-recurrente

A diferencia de otros problemas abdominales, la causa se trata de un dolor funcional, es importarte llevar al niño al médico ante la presencia de cualquier tipo de molestia en la zona abdominal ya que los niños que sufren DAR, presentan mucha ansiedad por el dolor y esta suele incrementar los síntomas y los ataques de dolor.

Se suele diagnosticar el DAR con un simple examen físico. Sólo se realiza un análisis de orina si el dolor se sitúa en la zona lateral del abdomen, y así descartar otras patologías posibles.

El principal síntoma es dolor abdominal en la zona del ombligo, también el dolor suele profundizarse cuando el niño sufre algún tipo de suceso en el colegio que le genera bastante estrés. Pero estos no son los únicos síntomas:

– Fiebre de origen no determinado.
– Pérdida de peso.
– Dolor a la palpación.
– Dolor en la zona costo-vertebral
– Dolor sobre la espina – Sangrado gastrointestinal.
– Vómitos.
– Diarrea crónica severa.
– Dolor en el cuadrante derecho.

Una vez descartado que el origen sea orgánico, el médico o psiquiatra infantil te indicará de qué modo puedes ayudar al niño a relajarse y también le enseñará a los padres a conseguir un entorno favorable a su hijo, intentando eliminar todos los factores de riesgo que puedan causar tensión o estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *