El índice glucémico (IG) es una medida que fue desarrollada por el Dr. David J. Jenkins y sus colegas de la Universidad de Toronto en 1981, mientras investigaban la diabetes, y cómo predecir de forma fiable el efecto de ciertos alimentos sobre el azúcar de la sangre del cuerpo y los niveles de insulina.
El índice glucémico califica alimentos ricos en carbohidratos en una escala del 1 al 100; la glucosa pura es la más alta (100). La calificación IG de un alimento indica la rapidez con que se digiere o se absorbe por el cuerpo, mientras más alto, más rápido el cuerpo lo utiliza.

Esta información es importante no sólo para los diabéticos sino también para aquellos interesados en perder peso, ya que los alimentos altos en la escala de índice glucémico tienden a dar un “subidón de azúcar.” Hacen que la insulina se libere en el torrente sanguíneo para procesar la repentina subida de azúcar en la sangre. Desafortunadamente, una vez que los niveles de azúcar en la sangre se han normalizado, el cuerpo tiene una tendencia a desear más alimentos para aumentar de nuevo el azúcar, provocando una especie de “yo-yo”.

Así, el índice glucémico puede ser muy útil cuando se trata de perder peso, y un complemento útil a otras dietas. Los alimentos con altos grados de IG – pan blanco, pasteles, arroz blanco, papas al horno, mermeladas, jaleas – darán lugar a este “yo-yo”, y el deseo de seguir comiendo.
Los estudios han demostrado que las dietas de IG bajo ayudan a las personas a perder más peso y luego mantenerlo.

1 comentario

  1. candelaria

    23 Julio, 2012 a 21:36

    ¿Poque se porduce una resistencia a la insulina en un diabetico tipo2?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *