Las distintas técnicas de masajes con origen en la India, por lo general, incorporan el plano sensual al momento de otorgar masajes a la otra persona. El masaje tántrico es uno de los más utilizados a la hora de generar un clima adecuado previo al encuentro sexual en la pareja. Los elementos que se utilizan al dar un masaje tántrico son algunas almohadas o cojines altos y aceites aromáticos.

masajetantrico

La persona que va a recibir el masaje tántrico se debe recostar sobre sus espaldas en las almohadas apiladas, sin ninguna prenda de vestir sobre el cuerpo. Quien da el masaje recorre todas las partes del cuerpo de la otra persona con la ayuda de los aceites aromáticos. Tanto quien da como quien recibe el masaje tántrico deben estar totalmente relajados. Puede ser una buena idea sincronizar los ritmos de la respiración de las dos personas (aunque esto es algo que solo se logra con la práctica).

Para que la efectividad del masaje tántrico sea más elevada es necesario conocer los fundamentos de los chakras y su ubicación en el cuerpo humano. Al dar un masaje tántrico se pueden estimular los distintos centros energéticos (chakras) y generar todo tipo de procesos positivos para la pareja.

Los hindúes afirman que el masaje tántrico tiene un lugar fundamental a la hora de afianzar y reforzar el conocimiento que existe entre los miembros de la pareja. Como en este tipo de encuentro sexual no hay penetración, por lo general, se dan las condiciones para que se establezca un vínculo de raíz emocional que ayude en el descubrimiento de la intimidad y la forma de relacionarse con la otra persona. El masaje tántrico, a la vez, ayuda a refinar las percepciones de una persona con su propio cuerpo y la pone en contacto con vivencias realmente profundas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *