El tejido óseo representa la parte principal del esqueleto. Desde el punto de vista tecnológico es único en cuanto a compendiar una gran dureza y fortaleza con el mínimo peso posible.

raq-copiar

En nuestro organismo, salvo por algunas excepciones (huesos planos del cráneo, partes del maxilar inferior y parte de la clavícula), los huesos se desarrollan por un proceso denominado osificación endocordal. Antes de la formación de los huesos, estos están representados por un modelo preformado de cartílago hiliano embrionario, rodeado de pericondrio.

Durante el período de desarrollo, los huesos seguirán creciendo longitudinalmente a partir de las epífisis cartilaginosas, que luego irán sufriendo calcificación, lo que les otorgará esa dureza tan característica.

Ante la carencia de vitamina D (en la dieta o por exposición insuficiente a la luz solar) disminuye la absorción de calcio y fósforo por el tracto intestinal en los niños, y se desarrolla raquitismo.

Desaparece la disposición regular, en columnas, de las células cartilaginosas de los discos epifisarios y la calcificación del cartílago es insuficiente. Continúa la proliferación de condrocitos y aumenta el espesor del disco epifisario, a la vez que se hace irregular. Los osteoblastos depositan gruesas capas de osteoide, pero este no se calcifica. En consecuencia, decrece la capacidad de cargar pesos y se desarrollan deformidades en los huesos.

Para tratar esta enfermedad, se deberá determinar primero si no se debe a un tipo hereditario del mismo. De ser causado por deficiencias nutricionales, se deberá complementar su dieta con suplementos de calcio y vitamina D.


1 comentario

  1. angela

    12 abril, 2012 a 16:51

    hola soy colombiana .sufro de raquitismo mido 1.70 y peso 60 kilos soy blanca de ojos zarcos y mi pelo es largo y rubio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *