La alergia al látex tiene origen en una particular alteración del sistema inmune de una persona que la lleva a sufrir reacciones alérgicas al tomar contacto con cualquier elemento de látex de caucho natural. Algunos de los síntomas más conocidos en los casos de alergia al látex son el enrojecimiento ocular, la hinchazón localizada, el asma, el picor localizado o general, la irritación nasal, el choque anafiláctico  y los abones después de tomar contacto con algún objeto de látex.

alergiaalatex

Si bien el látex está presente en infinidad de productos de uso cotidiano (tanto en higiene, uso personal, como limpieza), por lo general nos referiremos a productos como los guantes de látex o los preservativos (que son los de uso más extendido en la población). Es necesario tener en cuenta que no todas las personas tienen la misma predisposición a desarrollar una alergia al látex. De hecho, las personas que ya han pasado por varias cirugías o los pacientes que tienen espina bífida, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar esta alergia. También pueden tener una alergia al látex las personas que ya tienen otras alergias (a ciertas frutas o frutos secos). Tienen que tener especial cuidado aquellos trabajadores que deben utilizar guantes de látex durante gran parte de la jornada o cualquier persona expuesta a objetos de látex de manera permanente.

El diagnóstico definitivo de la alergia al látex lo debe hacer un alergólogo profesional. En los tratamientos contra la alergia al látex por lo general se recomienda evitar todo contacto con este tipo de objetos (sobre todo globos y guantes), utilizar una pulsera que indique la alergia a este compuesto, avisarle a todas las personas que conozcamos sobre nuestra condición y tener a disposición medicamentos para revertir los síntomas en caso de exposición accidental a productos de látex.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *