La niñez no es una edad fácil. Muchos cambios que requieren adaptación se presentan y algunos niños manifiestan algunas dificultades. En este artículo, trataremos brevemente un tema muy importante: la depresión infantil. Comencemos!

depresion-infantil

¿Cuáles son los síntomas de la depresión infantil?

 

Los síntomas de la depresión infantil normalmente comienzan a notarse en la escuela. Los síntomas pueden dividirse en dos categorías: físicos y psicológicos.

Los síntomas físicos más comunes son:

 

. Dolores de cabeza frecuentes

. Fatiga / Cansancio / Apatía

. Anorexia

 

Los síntomas psicológicos son:

 

. Irritabilidad

. Llantos frecuentes

. Soledad / Aislamiento

. Problemas de concentración

. Dificultades para relacionarse

. Insomnio

. Falta de interés

. Sensación de tristeza prolongada

. Ansiedad

. Problemas de rendimiento escolar

. Conducta y comportamiento agresivo

 

Como hemos dicho anteriormente, estos síntomas normalmente se detectan en la escuela o en cualquier otra institución educativa, por lo que resulta fundamental mantener una buena comunicación con los maestros, los cuales observarán los comportamientos del niño y lo ayudarán especialmente, teniendo en cuenta su condición.

 

¿Cómo se trata la depresión infantil?

 

Luego de que un médico especialista haya realizado el diagnóstico correspondiente, comenzará el tratamiento del niño.

 

El tratamiento que normalmente se recomienda es la psicoterapia, concretamente la terapia cognitivo-conductual, en la cual se intenta  cuestionar la visión del niño, desde una perspectiva lúgubre y triste, hacia una mentalidad más productiva y alegre.

 

Si los casos son graves y el niño no mejora luego de un tiempo prudencial de terapia, sólo entonces, se recomendará un tratamiento con fármacos. Los fármacos antidepresivos puede que tengan efectos secundarios, por lo que la decisión deberá ser tomada con mucho cuidado y reflexión.

 

Por último, la razón más importante del tratamiento de la depresión infantil es poder llegar a la raíz de los problemas que están afectando al niño y actuar desde allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *