La deshidratación se produce por una gran pérdida de agua y sales minerales del cuerpo. Las razones por las que se producen pueden ser: falta de bebida, ejercicio intenso, situaciones de mucho calor o incluso todas estas razones a la vez.

deshidratacioo

Una de las formas de evitar la deshidración es tomar bebidas isotónicas y agua en la cantidad que sea necesaria, como mínimo un litro y medio diarios, aunque puede surgir que se necesite más. Para la deshidratación involuntaria es necesario el consumo de bebidas isotónicas ya que se produce aunque tengas el agua necesaria. Habitualmente la deshidratación se suele notar por un estado de sed, aunque puede tener otros síntomas como sentirse mareado o inestable, orinar menos y más oscuro y tener la boca seca.

Es importante saber que la hidratación puede dar lugar incluso a la muerte o daños cerebrales, así que hay que tomársela en serio. Ante todo se debe tomar mucha agua, teniendo en cuenta que es buena para la salud, que no engorda y que no sólo no produce la retención de líquidos sino que la evita. El agua te refresca y te hidrata. Entre las mejores bebidas isotónicas se encuentra la limonada alcalina.

Para preparar una limonada alcalina contra la deshidratación basta con que en un litro de agua se ponga el zumo de dos limones, una cucharada de bicarbonato de sodio y azúcar (opcional, al gusto).

La deshidratación por pérdida de líquidos superior al 15% se le denomina severa, superior al 10% moderada y superior al 5% leve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *