El término disnea significa angustia mental asociada a la imposibilidad de ventilar lo suficiente para satisfacer la necesidad de aire. Al menos tres factores participan en la aparición de la sensación de disnea: la alteración de los gases respiratorios en los tejidos corporales, especialmente en la hipercapnia y, en un grado menor en la hipoxia; la magnitud del trabajo que deben realizar los músculos respiratorios para conseguir una respiración adecuada; y el estado mental.

Una persona presenta mucha disnea especialmente cuando se acumula un exceso de dióxido de carbono en los líquidos corporales. Sin embargo, en ocasiones las concentraciones tanto de dióxido de carbono como de oxígeno en los líquidos corporales son normales, pero para conseguir esta normalidad de los gases respiratorios la persona debe respirar de manera forzada. En estos casos la actividad intensa de los músculos respiratorios con frecuencia da a la persona la sensación de disnea.

Finalmente, las funciones respiratorias de una persona pueden ser normales y a pesar de todo se puede experimentar disnea debido a un estado mental alterado. Esto se denomina disnea neurógena o disnea emocional. Por ejemplo, casi cualquier persona que piensa momentáneamente en el acto de la respiración puede comenzar súbitamente a respirar algo más profundamente de lo habitual debido a una sensación de disnea leve. Esta sensación se encuentra muy aumentada en personas que tienen un miedo psicológico a no poder recibir una cantidad de aire suficiente, como cuando se encuentran en habitaciones pequeñas o atestadas de gente.

2 comentarios

  1. LUPITA RIVERA

    17 Febrero, 2012 a 6:04

    MUCHAS GRACIAS POR LA INFORMACION

    Y UNA PREGUNTA A QUE MEDICO HAY QUE ACUDIR PARA SER TRATADO.

  2. silvana elena herrera

    24 Enero, 2013 a 0:19

    me gustaria recibir informacion de como poder ayudar a una persona que sufre disnea emocional. ya esta diagnosticado,medicado, pero es una persona muy recerbada, y bastante reacea. para aceptar todo tipo de ayuda.desde ya muchas gracias..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *