La erisipela es una infección bacteriana aguda de la dermis y la hipodermis causada principalmente por estreptococos. Actualmente no existen pruebas de que otras bacterias puedan causar la erisipela típica. El papel de las toxinas estreptocócicas es probablemente de importancia en la patogenia de la enfermedad.

erisipela

La lesión cutánea de la erisipela se caracteriza por tener un borde elevado y definido nítidamente de la piel normal. La piel normal subyacente es dolorosa, de color rojo intenso, endurecida, inflamada y caliente,  se pueden desarrollar ampollas sobre la lesión cutánea y son comunes la fiebre y el escalofrío.

Si bien en la mayoría de los casos la erisipela se localiza en las piernas, otras partes del cuerpo en los cuales se puede manifestar son  la cara, los brazos y los muslos (especialmente en pacientes con cirugía de cadera).

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos eficaces contra los estreptococos como la penicilina, los cuales se pueden suministrar por vía intravenosa, dependiendo de la gravedad del cuadro y, en casos menos graves, puede ser suficiente la vía oral. Es posible que se requieran antibióticos por largos períodos de tiempo en individuos que padecen erisipela recurrente.

Se pueden requerir de varias semanas para que se normalicen los cambios cutáneos y durante este proceso es común la descamación de la zona afectada.
En algunos pacientes, los estreptococos pueden llegar a la sangre (bacteriemia) y puede haber compromiso de sitios adicionales como las válvulas cardíacas, las articulaciones y los huesos.

Una de las complicaciones más comunes relacionadas a la bacteriemia es la diseminación de la infección a otras áreas como las articulaciones, los huesos y las válvulas cardíacas, generando una recurrencia de la infección más grave.

1 comentario

  1. mario urrutia núñez

    4 Agosto, 2012 a 19:01

    Después de varios episodios ocurridos de erisepela, en las dos piernes, ¿hay un tratamiento a largo plazo para prevenirla?, como ser, inyecciones mensuales de penincilina o antibióticos vía oral. Cuando ocurre el ataque exixten pomadas para aliviar el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *