La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que afecta desde los pulmones hasta sistema nervioso central, gastrointestinal, huesos, articulaciones, sistema linfático, circulatorio, piel y mucho más. Se propaga principalmente por el aire, cuando la persona que padece tuberculosis tose, escupe o estornuda. Para contagiarse es necesario un contacto frecuente, ya que difícilmente te puedes contagiar en la calle de casualidad, aunque todo es posible. Es una enfermedad que viene preocupando por su mayor propagación las últimas semanas, de hecho cada segundo se puede estar produciendo una nueva infección en el mundo

tuberculosis

Los principales síntomas de la tuberculosis son tos con flema durante más de dos semanas, pérdida de peso, sangre en el ésputo, fiebre, escalofríos, mareos, sudoración nocturna, aunque pueden haber muchos más según a dónde se desarrolle la enfermedad de la tuberculosis.

Aunque puede llegar a ser una enfermedad grave en muchos casos, la tuberculosis es una enfermedad que se puede curar si se trata a tiempo. Frecuentemente se trata con rifampicina, isoniazida y pirazinamia. Por eso, es muy importante prestar atención a los síntomas para descartar esta enfermedad. Además, existen vacunas contra la tuberculosis en la actualidad.

El Día Mundial de la Tuberculosis es el día 24 de marzo de cada año, y sigue siendo una enfermedad que preocupa, por eso se están tomando las medidas necesarias para que no se propague, aunque muchas veces es inevitable. Sigue siendo una enfermedad que afecta a muchas personas.

A pesar de su relevancia, no es una enfermedad que tiene que preocupar como otras épocas en que daba pánico pensar en la enfermedad, a día de hoy si se trata a tiempo reconociendo los síntomas y acudiendo a un médico se puede tratar y tener cura, además la cura es muy económica con respecto a otras épocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *