Un drenaje linfático es una terapia del sistema circulatorio que se realiza mediante el masaje sobre el sistema linfático. Esta terapia favorece la circulación. Se utiliza principalmente en casos de celulitis y de retención de líquidos.

El masaje con que se hace el drenaje linfático se compone de una conjunción de fisioterapia con masaje terapéutico, por medio de movimientos suaves en el sistema linfático favoreciendo su drenaje.

Se utiliza, entre otras para:

  • Fibromialgia
  • Celulitis
  • Acné
  • Artritis
  • Artrosis
  • Hematomas
  • Migrañas
  • Enfermedades respiratorias
  • Edemas
  • Piernas cansadas
  • Varices

El masaje del drenaje linfático lo puede realizar un especialista en linfologia o terapista especializado. Se basa en movimiento de llamada y de captación.

El sistema linfático es el aparato de limpieza o depuración del cuerpo, y sirve también para la defensa y protección del organismo, por eso el masaje en esta zona es tan importante para muchas cuestiones. Puede realizarse un masaje en las zonas más hinchadas, que principalmente son piernas, brazos y abdomen, aunque pueden ser otras.

Si alguna vez te han comentado las bondades del drenaje linfático y no sabías en qué consistía, ahora que sabes lo que es puedes aprovechar para acudir a esta técnica siempre que lo necesites, para mantener un correcto estado de tu cuerpo mediante la aplicación de masajes en el sistema linfático.

1 comentario

  1. david-ortiz

    22 noviembre, 2011 a 0:38

    ¿donde puedo aprender la linfologia, o a hacer un drenaje linfatico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *