Para llevar un embarazo sano y seguro desde la primera a la última semana es importante evitar el consumo de algunas sustancias. Los efectos de algunas sustancias o alimentos nocivos sobre el feto pueden durar toda una vida. La prevención, por ello, es una de las medidas más importantes a tener en cuenta en el caso de las mujeres que quieran dar a luz niños sanos y fuertes.

emnbarazo

Las sustancias que hay que evitar a toda costa en el embarazo son el alcohol, las drogas, la cafeína y la nicotina. También se recomienda reducir la cantidad o eliminar completamente la ingesta de algunos alimentos en particular que pueden ocasionar molestias potenciales en la mujer embarazada. Las razones para evitar algunas sustancias ya están probadas o en estudio, por lo que incluso en los casos que parezcan dudosos lo más sensato sigue siendo tomar precauciones extra.

La abstención de alcohol es muy importante en el embarazo. A lo largo de este período no se recomienda tomar ni siquiera una pequeña medida (lo mejor es no tomar una sola gota). Las mujeres que consumen drogas a lo largo del embarazo, por otra parte, exponen a sus hijos a problemas de desarrollo, anomalías congénitas, parto prematuro y desórdenes de comportamiento.

Una mujer que se entera de que está embarazada también debería dejar de lado la nicotina (cigarrillos). Este compuesto incrementa las probabilidades de que el bebé nazca muerto, de que tenga bajo peso al nacer y aumenta considerablemente los riesgos de que el bebé nazca con asma y con otras enfermedades de las vías respiratorias.

 

La cafeína, por último, es una sustancia que en los últimos años ha empezado a ser asociada con un mayor riesgo de aborto. Lo más sensato, por ello, es eliminar esta sustancia cuanto antes. Hay que recordar que la cafeína no solo está presente en el café, sino también en tés, bebidas azucaradas y todo tipo de refrescos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *