El impétigo es una infección superficial de la piel que habitualmente comienza con una vesícula de bordes colorados, que puede extenderse y observase la presencia de pus en su interior. Estas lesiones suelen abrirse al exterior y formarse sobre ellas una costra característica. Esta infección afecta generalmente zonas de la piel que se encontraban previamente lesionadas, por ejemplo como consecuencia de picaduras de insectos, raspaduras, lesiones por rascado o por lesiones de varicela.

impetigo

Sobre estas lesiones pueden asentarse algunos gérmenes que son los que producen la infección. Los microorganismos que más frecuentemente causan impétigo son los estafilococos y el streptococcus pyogenes.

Las personas que tienen la infección en la piel, sobre todo cuando las lesiones están abiertas y son secretantes, poseen gérmenes en su interior. Estos microorganismos también pueden encontrarse en las fosas nasales o en la garganta de algunas personas, lo que puede ser causa de faringitis.

La transmisión de los gérmenes productores de la enfermedad se efectúa habitualmente por contacto entre personas a través de las manos contaminadas, especialmente en aquellos individuos que presentan lesiones en su piel.
En general, las lesiones en la piel aparecen 7 a 10 días después de que el germen colonice la piel.

La lesión comienza como un grupo de ampollas pequeñas que revientan, seguido de supuración y formación de una costra gruesa, color café o miel, que se adhiere firmemente a la piel.

Los síntomas principales son picazón en la ampolla, llena de un líquido color miel, supuración y formación de costra con erupción.

Para el tratamiento del impétigo pueden adoptarse medidas locales y generales. Como medida local, puede aplicarse pomadas con antibióticos varias veces por día, lo cual es muy eficaz para ambos tipos de impétigo. También contribuye enormemente a disminuir el cuadro una buena limpieza de la zona de la lesión, con el fin atenuar la cantidad de pus y de tejido muerto que ayuda a prolongar la infección. Para hacerlo puede utilizarse simplemente agua y jabón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *