La hemiplejia es un trastorno motor del cuerpo del paciente en el que la mitad lateral de su cuerpo está paralizada. Es normalmente el resultado de un accidente cerebrovascular, hemorragias cerebrales y trombosis arteriales. También puede ser ocasionada por infecciones, traumatismos y a su vez pueden provocarla patologías que afecten la espina dorsal o los hemisferios cerebrales. Deben incluirse en sus posibles causas a: tumores cerebrales, esclerosis múltiple, encefalitis, complicaciones de meningitis y trastorno de conversión.

Hemiplejias

La parte del cuerpo afectada por una hemiplejía, presenta una parálisis muscular. La zona destruida del cerebro es incapaz de controlar ciertos músculos que, aunque no estén dañados, se tornan rígidos y pueden llegar a atrofiarse por falta de uso. De esa forma se adquiere una rigidez característica denominada espasticidad, y los afectados son conocidos como espásticos. La hemiplejía afecta en mayor medida a los músculos voluntarios que a los involuntarios. Por ejemplo, un hemipléjico con parálisis facial puede sonreír sin dificultad.

Se distinguen tres fases en su evolución: fase de ictus, fase de estabilización: aquí el paciente presenta confusión mental, temporal y espacial, y puede presentar afasia, sobre todo si la lesión es en el hemisferio izquierdo del encéfalo (en personas que son diestras, pues los zurdos tienen los hemisferios invertidos); y fase de recuperación: es aquella en la que el paciente progresa hacia una mejoría relativa, de acuerdo al causante de la hemiplejia.

Los primeros cuidados de los hemipléjicos incluyen cambios en la postura que el enfermo adopta. Deben evitarse rigideces articulares y retracciones musculares. Es recomendable una cama dura y postura horizontal durante el mayor tiempo posible, para evitar flexiones indeseadas. Es necesario realizar movilizaciones pasivas de todas las articulaciones afectadas dos veces al día.

Apenas es posible, se coloca al enfermo en posición sentado, para evitar pérdida del sentido del equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *