A partir de ciertas edades en las que el riesgo de contraer ciertas enfermedades aumenta de forma exponencial, lo idóneo es realizar un examen integral sobre el estado de salud que incluya aspectos físicos, psíquicos y sociales.

chequeo

 

Beneficios de un chequeo médico

  • Detectar y prevenir las enfermedades, incluso antes de la aparición de los primeros síntomas, es el mejor modo de tratarlas y curarlas.
  • Permite evaluar mejor los factores de riesgo de cada persona con el fin de mejorar sus hábitos de vida, sobre todo en lo concerniente a enfermedades cardiovasculares.

Prevención

En el chequeo se estudian y valoran los síntomas que refiere la persona, pero también sirve para detectar posibles enfermedades en su fase más inicial. La mayor prevención en este sentido incluye las siguientes dolencias:

  • Artrosis 
  • Arteriosclerosis
  • Tumores malignos
  • Enfisema pulmonar

 

Lo ideal sería realizar un chequeo integral cada dos o tres años a partir de los cuarenta, y una vez al año a partir de los cincuenta. 

 

En qué consiste

  • El médico recoge información sobre la historia clínica de la persona y sobre su modo de vida. También realiza una primera exploración física, en la que incluye la toma de la tensión arterial, las cifras de peso y talla y auscultación.
  • Se realiza un análisis de sangre donde se comprueban las funciones hepática y metabólica, renal, hormonal, etc…
  • Pruebas de imagen, consistentes en una ecografía y una radiología, que pueden estar complementadas con un TAC o tomografía axial computarizada en la que puede valorarse con bastante precisión el estado interno del cuerpo entero (tórax, abdomen, pelvis).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *