El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto en conocimiento de los ciudadanos una serie de recomendaciones dentro del Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud. El objetivo es prevenir y reducir los efectos negativos del calor sobre la salud de los ciudadanos. Están dirigidas especialmente a los grupos más vulnerables, entre ellos, mayores, niños, enfermos crónicos y trabajadores al aire libre. Bajo el lema “Disfruta del verano con salud”, la prioridad de estas recomendaciones es concienciar a la población de que, con unos sencillos consejos, se pueden evitar los efectos nocivos de las altas temperaturas que se registran en verano. Entre las sugerencias más importantes destacan beber agua o líquidos con frecuencia; no abusar de los líquidos con cafeína o grandes cantidades de azúcar, ya que hacen perder más líquido corporal; prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación; permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados. Por último se recomienda utilizar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *