Las etiquetas de los alimentos contienen información que no deberíamos pasar por alto en cuanto a su composición, forma de consumo y fecha de fabricación y caducidad.

Generalmente lo etiquetados incluyen una parte obligatoria para el fabricante y otra que consiste en una información adicional voluntaria.

etiquetas

Etiquetado obligatorio. Debe contener todos y cada uno de los ingredientes que componen el alimento.

Información nutricional. Obligatoria en cuanto a aquéllos productos que contengan propiedades específicas. Contiene Información sobre los contenidos de azúcar, ácidos grasos saturados, fibra y sodio, otros componentes como vitaminas o sales mineraleslor energético del alimento, su cantidad de porteínas, hidratos de carbono, grasas, etc… Esta información puede ser voluntaria, según las recomendaciones de cada país.

Las cantidades se consignan por cada cien gramos o mililitros de producto y también debería incluirse la cantidad diaria recomendada (CDR) de los minerales y vitaminas que se necesitan para obtener una alimentación equilibrada.

Usted puede escoger de entre productos similares el más idóneo nutricionalmente hablando siguiendo estos consejos:

  • En los cereales son mejores los que contienen menos azúcares simples.
  • En las bebidas refescantes  las de menos azúcares simples.
  • En la bollería y galletas los que contienen menos grasas animales y vegetales. Siempre es mejor aceite de oliva o girasol que otros aceites vegetales.
  • En la leche conviene fijarse en la grasa y el calcio, en función de las necesidades.
  • En las carnes las de menor contenido en sal y grasas y más proteínas.
  • En general, cuantos menos aditivos y colorantes, mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *