Las vacaciones son momentos de relax y diversión por lo que al estar mas tranquilos se realiza menos actividad física y se come más.

La consecuencia del cambio de hábitos o rutina en las vacaciones provoca que se aumente de peso en promedio de entre 2 y 5 kilos dependiendo de la persona.

 

Los factores que colaboran en aumentar de peso en las vacaciones son:

-se duerme mas horas al día

-se realiza menos actividad física que durante el año

-se incrementa el consumo de alcohol como cerveza, cocteles y gaseosas frías

-se consume mas helado y comida chatarra o productos locales que se prueban

-se va comer a restaurantes, hoteles y buffet donde hay variedad de comidas

-se interrumpe la actividad física como correr, practicar yoga o ir al gimnasio

aumnetopeosvacaciones

Aunque en las vacaciones se suele caminar más y realizar actividades como jugar en la playa, no alcanzan para mantener el peso porque se consumen muchas calorías en la dieta.

Las vacaciones pueden ser agradables sin llegar a realizar demasiados desarreglos tanto en comidas como en bebidas.

Hay que tratar de moderarse en las comidas, disfrutar y probar comidas nuevas pero en cantidades adecuadas.

También es importante no beber tanto alcohol para no ingerir calorías vacías que hacen aumentar rápidamente de peso.

Durante las vacaciones debemos estar activos físicamente para poder quemar las calorías que se consumen. Se debe caminar mucho, andar en bicicleta, realizar excursiones a pie, nadar entre otras actividades que nos ayuden a eliminar calorías.

Se puede estar de vacaciones y volver con solo 1 kilo de más o con el mismo peso con el que las empezamos, pero debemos esforzarnos para no realizar excesos constantemente.

1 comentario

  1. LOLA

    23 Agosto, 2013 a 15:24

    es interesante ,reafirmarnos lo que nos perjudica y lo qu nos ayuda ,sobre nuestro control de peso……GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *