La mayoría de las mujeres a las que le tienen que practicar una mastectomía como consecuencia de una intervención quirúrgica por cáncer de mama solicitan que se les coloque un implante mamario. Es por esto que la reconstrucción mamaria es parte del tratamiento del cáncer de mama y debe ser ya mencionada en la primera consulta oncológica.

reconstruccion mamas
En los últimos años ha cambiado el enfoque en el tratamiento de este tipo de cáncer, a partir de la implementación de técnicas quirúrgicas menos agresivas y de mejores tratamientos coadyuvantes de quimioterapia y radioterapia. El advenimiento de moderna aparatología de diagnóstico por imágenes, la mayor experiencia de los profesionales médicos y la concientización de las pacientes, han permitido que se diagnostiquen tumores en etapas más tempranas y en mujeres más jóvenes.
La reconstrucción mamaria ofrece una alternativa importante a la hora de la recuperación de la autoestima y el estado anímico en general.
El método más adecuado para cada caso va a depender de varias circunstancias, entre ellas: estilo de vida, configuración corporal, tamaño de la otra mama, calidad y cantidad de piel y elección personal, entre otras.

La reconstrucción puede realizarse utilizando los propios tejidos (colgajos), expansores de piel y prótesis, o la combinación de ambos. Actualmente, una de las formas más popularizadas por médicos y pacientes es la utilización de implantes.
La decisión de proceder al inicio de la reconstrucción de la mama en el marco de la misma mastectomía, mientras se pueda, acarrea numerosos beneficios para la paciente, sobre todo desde el punto de vista psicológico.
La reconstrucción mamaria permite la reincorporación de la mujer a la vida social, laboral y familiar de forma rápida y en las mejores condiciones, al minimizar las secuelas de la mastectomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *