Es de suma importancia para el paciente que ha sido sometido a una cirugía a corazón abierto, entender los cuidados que debe tener luego de esta. Estos comenzarán enseguida en el hospital con las enfermeras y los terapeutas, y durante el proceso es muy común tener sentimientos de mucha angustia, enojo, y cambios en el ánimo en general muy bruscos.

12l_enfermos

El propio cuerpo determinará su tiempo de curación. Nada de lo que los médicos puedan decir es un ciento por ciento seguro, aunque debería usarse como guía. El dolor con el que hay que lidiar puede ser intenso, por lo tanto, es necesario pedir medicamentos que puedan brindar alivio para poder descansar mejor. Puede tomar varios días hasta salir del área de cuidados intensivos, por lo que no es necesario entrar en pánico se es más largo de lo que se había estipulado.

Al principio el paciente se encontrará muy débil, por lo que se deben tomar las cosas con calma y siempre mantener los pensamientos en cosas positivas. Cosas simples, como caminar, tendrán un altísimo costo energético en un principio, por lo que es necesario dar un paso a la vez, y no intentar caminar más de lo que nuestro cuerpo soporte.

Las hospitalizaciones prolongadas o por cuestiones de gravedad, suelen tener plazos de recuperación mucho más largos de lo que se espera. Suele ser muy frustrante querer hacer algo y verse incapaz de lograrlo. Pensar en un futuro lejano solo puede aumentar esa frustración, por lo que lo mejor, es ir con calma y ser consientes de que se trata de una cuestión de un día a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *