Una nueva investigación sugiere que aquellas personas que padecen del síndrome metabólico se encuentran en un riesgo mayor de padecer enfermedades renales.

El síndrome metabólico hace referencia a la presencia de tres o más de las siguientes amenazas para la salud: presión sanguínea alta, glicemia alta, colesterol bueno bajo, exceso de grasa en la línea de la cintura o el abdomen, y niveles elevados de triglicéridos.
Ya era sabido que las personas con síndrome metabólico se encuentran en un riesgo mayor de desarrollar diabetes, enfermedades cardíacas, sufrir accidentes cerebrovasculares y una muerte prematura; pero este nuevo estudio agrega una complicación más a la lista: enfermedad renal.

Los investigadores analizaron información de más de 30 mil personas en 11 estudios que examinaban la relación entre el síndrome metabólico y la enfermedad renal. El análisis reveló que las personas con síndrome metabólico tienen aumentados en un 55% los riesgos de padecer problemas renales, especialmente una reducción de la función renal, que suele indicar una enfermedad renal.
Además, se halló que las características individuales del síndrome metabólico están asociadas con la enfermedad renal, y que el riesgo de una persona de padecer enfermedad renal aumenta a medida que aumenta el número de las características del síndrome metabólico.

Los profesionales de la salud alegan que se debería tener un cuidado primordial al considerar utilizar el síndrome metabólico como un marcador para identificar a los pacientes con mayor riesgo de desarrollar enfermedades renales.

El estudio también sugiere que las personas pueden prevenir la enfermedad renal reduciendo el riesgo del síndrome metabólico mediante una dieta saludable, una pérdida de exceso de peso, y disminuyendo la presión sanguínea, la glicemia y el colesterol malo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *