El tratamiento de la hipertensión con la dieta macrobiótica no sólo se limita a mejorar los síntomas y prevenirlos sino que anula las causas de dicho padecimiento.

La hipertensión se puede provocar por el consumo excesivo de azúcar y harinas refinadas, aceites, lácteos, frutas, bebidas alcohólicas y líquidos en exceso. Estos alimentos provocan una elevación de la presión sanguínea,  puesto que en el aparato digestivo son descompuestos en glucosa y almacenados en el hígado como glicógeno.

Cuando el glicógeno sobrepasa la capacidad de almacenamiento en el hígado, se libera al flujo sanguíneo en forma de ácidos grasos o triglicéridos, que se estacionan en los lugares más inactivos del cuerpo como las nalgas, muslos, abdomen y las caderas.

Luego, ese exceso de ácido graso es atraído por los órganos más profundos como el corazón y los riñones que gradualmente se recubren de grasa y mucosidad. Esta acumulación afecta también los tejidos internos lo que provoca debilitamiento funcional de los órganos y pérdida de elasticidad de los vasos sanguíneos.

diet

La ingestión de algunos alimentos, tal como los descriptos al principio se los llama extremadamente yin, y  afectan al sistema nervioso simpático. La estimulación de estos nervios, cuyas terminaciones se extienden desde los ganglios del pecho hasta los vasos sanguíneos del estómago, hígado, riñones y otros órganos vitales, segregan hormonas que producen la elevación de la presión diastólica.

Como contraparte, el consumo excesivo de alimentos como carne, huevos, quesos duros, mariscos y otros alimentos de alto contenido de colesterol y grasas saturadas, se los  llama extremadamente yang, y contraen las arteriolas, que son pequeños vasos que conectan las arterias con los capilares.

Esta acción de los alimentos yang provoca estrechamiento, engrosamiento u obstrucción de las paredes arteriales, resultando una disminución del poder de contracción de las arterias, lo que aumenta la resistencia al flujo de sangre en los capilares.

Cuando se consume de manera periódica y excesiva los alimentos yang, las arteriolas se van endureciendo, al igual que la aorta, incluyendo las arterias del corazón. Al ponerse rígidas, pierden su flexibilidad normal y no pueden distenderse cuando la sangre es eyectada desde el corazón.

Se deben seguir algunas recomendaciones dietéticas para empezar a mejorar la condición general del organismo.

Se debe mantener una alimentación equilibrada, en lo posible evitando consumir lácteos, dulces y moderando la cantidad de sal.  Hay que consumir cereales integrales 50 ó 60%, arroz integral, cebada, trigo, maíz, mijo, sarraceno, avena, centeno, pan y farináceos, fideos y pastas.

Resulta muy bueno el consumo de sopas 1 ó 2 bols diarios, pueden ser de sabor moderado, de vegetales por ejemplo y puede llevar nabo, cebolla, zapallo, zanahoria, cebolla de verdeo, choclo, apio y perejil, con muy poco o nada de miso.

Las verduras son muy buenas, puede ser de todos los tipos, pero hay que enfatizar las redondas como zapallo, zapallitos, verdeo y calabaza. También se recomiendan las raíces como nabo, zanahoria, rabanitos, bardana, lotus, y radicha.

Hojas como hakusay, radicheta, repollo, diente de león, lechuga, son muy buenas, al igual que porotos y subproductos, porotos aduki, porotos negros, tape, lentejas, garbanzos y Tofu al menos una vez por semana.

Se tienen que incluir en la dieta algas, hiziki, wakame, kombu, pickles en un pequeño volumen diario, rabanitos, pepino, bróccoli, coliflor. Y sésamo en harina, furikake de hojas de zanahoria, tomillo, orégano, canela.

En el caso del aceite se tiene que usar solo en algunas ocasiones, en el caso del sésamo tostado o maíz sin refinar se puede aplicar con pincel, ningún aceite crudo. Hay que consumir fruta o postre en pequeñas cantidades.

En lo que respecta a las bebidas que pueden ingerirse se destacan el té de Banchá, a cocción moderada, igual con otros tés tradicionales, jugo de manzana ácida, jugo de rábano daikón, y el té de cebada tostada o arroz tostado.

3 comentarios

  1. Angomol

    28 octubre, 2014 a 19:01

    No existe la perfección alimentaria ,muchos de esos alimentos que aparecen poco recomendables a mi me lis han recomendado y a la viceversa ,creo y es solo mi opinión y mi experiencia ,si tu tension esta fuera de límites un tiempo ,,medicación la canto

  2. Cecilia

    29 octubre, 2014 a 18:40

    Mi manera de comer es equilibrada, desde luego trato de comer sin sal, y en cambio utilizo especias moderadamente, ya que prefiero hierbas como apio, tomillo, salvia, provenzal, jengibre, etc.
    Leche de almendras, de castañas de cajú, nueces… como dulces acompaño el mate con un cuarto de cucharadita de miel. La carne roja, una vez por mes, al igual que el pescado. Verduras, frutas y cereales son
    mis preferidos en el día a día, así como licuados y/o jugos…
    No tomo medicamentos, y voy al gimnasio 3 veces por semana.
    Tengo 65 años…Y así me siento muy bien…

  3. Yamileth Alonzo

    14 agosto, 2016 a 17:24

    Buenos dias!! Hola, muy buena la.informacion. Conozco algo respecto a la macrobiotica y definitivamente la Alimentación es.clave para mantener nuestra salud en óptimas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *