La terapia de piedras calientes es una técnica excelente para relajarse y para derramar todo el estrés con facilidad. Como el nombre indica, se utilizan piedras calientes para proporcionar el alivio del estrés. Esto no es una técnica relajante muy nueva. Existe desde los tiempos antiguos, pero comenzó a ganar fama en los últimos años. Las piedras se calientan suavemente y se colocan en el cuerpo.
No todas las piedras pueden ser utilizadas para este tipo de terapia. Las piedras de basalto, que son ricas en contenido de hierro, son las ideales para la terapia. La presencia de hierro en estas piedras les ayuda a retener el calor durante un tiempo muy largo.

masaje piedras calientes

Las piedras se calientan colocándolas en un recipiente lleno de agua y  llevándolo a fuego. Después de alcanzar la temperatura requerida, se retira cuidadosamente el recipiente. Luego, se coloca cada piedra en un lugar diferente, como las palmas de las manos, entre los dedos de los pies o en la espalda.
El calor de las piedras ayuda a relajar los músculos. El efecto combinado del calor y un masaje dado por los expertos, ayuda a mejorar la circulación y también relaja el sistema nervioso.
Esta terapia es ideal para las personas con problemas de circulación.
También ayuda a encontrar alivio para problemas como el insomnio, la artritis y cualquier tipo de dolor. El calor que penetra profundamente en la piel da un alivio a los músculos doloridos. El calor que entra en el cuerpo ayuda a mejorar la circulación y, por tanto, ayuda a mantener la mente fresca. El resultado final es que se puede disfrutar de una salud perfecta libre de toxinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *