El apunamiento o mal de montaña o mal de altura se produce cuando una persona está acostumbrada a vivir en la llanura. Y al trasladarse a una zona de gran altitud aproximadamente a partir de los 2500 metros sobre el nivel del mar aparecen malestares físicos.

apunamiento

Síntomas del apunamiento o mal de montaña: 

-dolor de cabeza

-nauseas

-vómitos

-zumbidos en los oídos

-sangrado de la nariz

-fatiga

-malestar general

-trastorno de sueño

 

Cada persona reacciona diferente ante la altura y tiene síntomas variados así como de su intensidad.

Remedios caseros para el apunamiento: 

-Si los síntomas son leves, masticando chicle ayuda a que desaparezca los zumbidos de los oídos y malestar general.

-Masticar la hoja de coca es muy efectivo para contrarrestar el apunamiento por lo que si nos ofrecen en el lugar donde estamos debemos usarla. También se puede beber té de coca o mate ya que sus cualidades estimulantes ayudan a sentirse mejor.

-El té de ginkgo biloba también ayuda a controlar los síntomas del apunamiento.

 

Hay medicación para esta afección por lo que debemos consultar al médico si aconseja o no su consumo de acuerdo a la intensidad de los síntomas.

Es importante tratar de prevenir el apunamiento para que la adecuación a la altura sea más fácil. Se recomienda seguir alguno de los remedios caseros enumerados así como las recomendaciones de las personas locales.

También es relevante el primer día que se llega a la altura es comer poco y liviano, solo frutas y verduras ya que la comida pesada puede caer mal. Además se debe beber mucha agua para hidratar el cuerpo.

El apunamiento no suele durar más de 24 hs ya que luego de este periodo el cuerpo se adapta a la nueva altitud. 

3 comentarios

  1. dilcia falla jimenez

    13 junio, 2013 a 18:57

    necesito por fa algo para el vértigo gracias

  2. veronica fredes

    14 junio, 2013 a 21:32

    Muy util.

  3. luis

    28 septiembre, 2015 a 1:20

    Mira cuando fui a San Antonio de los cobres en Salta , no pude dormir en tda la noche y a las 7:00 no resistí mas y me fui a la salita (hospital) y el médico de guardia me puso oxigeno y a los pocos minutos estaba mejor. Ojo tuve que regresar a Salta y descender a un nivel mas bajo. Es bravo. Una amiga mía sufría de asma y murió mientras estaba por aquí de vacaciones con su madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *