El retinoblastoma es un cáncer de retina causado por una mutación en la proteína Rb. Se plantea en un 3% de los cánceres que se producen en menores de 15 años, y se presenta principalmente en niños pequeños.

El hecho de la pérdida del ojo en niños pequeños es incluso más traumática que en personas mayores ya que tienen una menor concepción y no pueden valerse por sí mismos, por eso se ha creado una terapia que evita la pérdida del ojo en niños debido a esta enfermedad tan importante que puede ser hereditaria o no.

La terapia que propusieron y plantearon en el Hospital de la Fe consiste consiste en sesión de quimioterapia directa en la zona afectada por el tumor a través de un catéter desde la arteria femoral hasta la arteria oftalmológica, recibiendo dosis más bajas de quimioterapia, lo que daría a menos efectos secundarios pero mayor efectividad, de hecho son escasos los efectos secundarios y los resultados son buenos.

Es importante poder hacer un diagnóstico precoz para tratar antes la enfermedad y sobre todo evitar que se propague. Una forma de descubrirlo es comprobar qué pasa después de una fotografía con flash, si el ojo en vez de verse rojo se ve blanco muy probablemente se trataría de esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *